Cómo aquel 23 de diciembre de 1994, hoy seguimos mirando al futuro con idéntico entusiasmo. 

Queremos seguir picando código contigo en esta trepidante y memorable historia de un software único llamado integrho.

25 años han sido sólo el principio.
El tiempo corre, nosotros también.